google-site-verification: google3f8b6de4e542a13e.html

Para aumentar tu autoestima, presta atención a lo que piensas

Escrito por Juan Nabor Jiménez Merino

 

Si la mente consciente no está atenta, la mente subconsciente es capaz de tomar el control de todo el sistema de pensamientos de una persona. Cuando las personas tienen una adecuada autoestima, su mente consciente genera deliberadamente pensamientos empoderantes o estimulantes, lo que da origen a que su mente subconsciente responda activando todo el poder personal, para emprender las acciones que se requieran. Por el contrario, cuando las personas tienen una autoestima baja, su mente consciente no está atenta, por lo que su mente subconsciente toma el control y genera de manera automática, pensamientos negativos y autodestructivos; esta situación, las lleva a perder el control de sus reacciones y en consecuencia, quedan incapacitadas para realizar acciones efectivas, puesto que su organismo activa la respuesta de lucha o huida, lo que origina que no puedan pensar con claridad.

 

Ante cualquier pensamiento, al que la mente consciente presta atención, la mente subconsciente pasa inmediatamente a dar elementos que sustenten ese pensamiento, a partir del sistema de creencias de la persona. Por poner un ejemplo, si una persona con autoestima baja, piensa que es poco inteligente, la mente subconsciente encontrará y aportará elementos que sustenten ese pensamiento, lo que dará como resultado acciones poco inteligentes. En el caso contrario, si una persona piensa que es inteligente o muy inteligente, la mente subconsciente también encontrará y aportará elementos que sustenten ese pensamiento, lo que permitirá que la persona genere acciones inteligentes. Esta misma situación ocurre para cualquier aspecto de la personalidad.

 

Por lo anterior, se puede afirmar que toda persona a través de sus pensamientos positivos y una autoestima sana, tiene la llave que abre la puerta hacia la superación personal. Por el contrario, cuando la persona tiene una autoestima baja, de manera inconsciente genera pensamientos negativos que abren la puerta de la infelicidad.

 

La clave para aumentar la autoestima, radica entonces en en elegir de manera consciente, pensamientos positivos.

Para superar la autoestima baja, deja de luchar contra ella

Escrito por Juan Nabor Jiménez Merino

Si deseas superar tu autoestima baja, lo peor que puedes hacer es luchar contra ella. Por paradójica que parezca esta afirmación, en una página dedicada a ofrecerte alternativas para mejorar la autoestima baja, es totalmente cierta, ya que si luchas contra tu autoestima baja, los resultados serán contraproducentes. De ninguna manera estoy diciendo que no hay nada que hacer, al contrario hay demasiadas cosas por hacer, pero para tener éxito es necesario cambiar el enfoque.

De manera permanente y cotidiana, nuestra vida transcurre, con certeza, en al menos dos dimensiones: una dimensión física y una dimensión no física, compuesta por nuestras ideas o pensamientos. Nunca nadie ha visto o tocado los pensamientos, pero no hay duda de que existen.

Las cosas físicas y las no físicas tienen propiedades distintas e incluso opuestas. P.D. Ouspensky, en su libro Tertium Organum, señala por ejemplo, que para destruir una casa es necesario aplicar cierto esfuerzo, como podría ser quemarla o dinamitarla; sin embargo, cuando se trata de destruir una idea, la aplicación de algún esfuerzo es totalmente contraproducente. Mientras más se combate una idea, mientras más se discute, mientras más se refuta o ridiculiza, el resultado es que más se extiende, más se desarrolla y más se fortalece.

Esta es la razón por la cual todas las luchas como, la lucha contra la autoestima baja, la lucha contra la pobreza, la lucha contra la guerra, la lucha contra la discriminación y cualquier otra lucha que se te ocurra, están perdidas de antemano, pues todas ellas se encuentran en el plano de las ideas.

Para destruir una idea, es necesario seguir el camino contrario al que se sigue para destruir un objeto. En otras palabras, para anular una idea es necesario aplicarle el silencio, el olvido, la no-acción, la no-resistencia, y si esto no la destruye por completo, al menos la debilitará y será cuestión de tiempo para que desaparezca.

Esto es muy evidente en el caso de un rumor. Entre más le prestas atención, más crece; por el contrario cuando se ignora, pierde su fuerza y desaparece.

Pues bien, si realmente deseas mejorar tu autoestima baja, lo peor que puedes hacer es luchar contra ella. Comienza por dejar de hablar o pensar en las cosas que no te gustan de tu personalidad y al contrario, enfócate y piensa en positivo. Piensa en las cosas positivas que tienes y en aquellas características que te gustaría ver manifestadas en tu persona. Los resultados te sorprenderán.